Para el papá de mi hija

Si hubiera escrito esto hace un año, el resentimiento, el dolor, la mala vibra y la incomprensión se apoderarían de mis palabras, pero hoy tengo mucho que agradecerte, y no solamente por hacer posible que Salo hoy exista, porque eso es fácil y lo hace cualquiera, el hecho de procrear a un hijo. Tengo mucho que agradecerte porque gracias a todo lo que hemos pasado desde que nos separamos he crecido no solo como mamá, también como mujer.

Aunque no era lo ideal, porque ninguna pareja que esté enamorada y espere un bebé quiere que todo termine como terminó para nosotros, era lo que tenía que pasar, si, así, tan segura te lo digo y después de casi 4 años lo creo y me siento en paz con mi pasado, ya no vale la pena entrar a mirar qué hubiera pasado si hubiéramos actuado de otra manera porque hoy somos felices con nuestras vidas.

Hemos pasado por tantos momentos difíciles, unos que la verdad hubiera querido evitar, que por inmadurez sucedieron, te eché culpas que ni eran tuyas, como cuando se murió mi papá y no estuviste al lado para abrazarme, no sabes cuánto te odié en ese momento, ahora que lo pienso, lo que odiaba era que todo hubiera pasado a las pocas semanas de separarnos, cuando no tenía trabajo y para agregarle más drama, cuando nuestra hija estaba cumpliendo dos años y se suponía que era un día especial. Te odié, por no estar donde ni siquiera tenías que estar, ¿pero sabes algo? sobreviví al peor, más doloroso y más confuso día de mi vida, lo manejé tan bien que ese mismo día terminé comiendo helado, sonriendo y cantándole el cumpleaños a nuestra niña, ese día descubrí la fortaleza tan inmensa que me había traído la maternidad.

Y además de entregarte culpas que no eran tuyas, me cargué cosas que no eran mías y en un tiempo sentí que debía ser papá y mamá a la vez, sintiéndome mal cuando no la llamabas, llenándome de ira cuando no me ayudabas a pagar algo para ella, llenándome de rencor cuando a mi alrededor lo que escuchaba era “eso te pasa por ser mamá soltera”, era una contradicción, amaba cada momento con mi hija, pero no quería aceptar todo lo que traía consigo el ser mamá soltera, peleaba con la vida, sentía que era injusta, me costó mucho aceptar, amar y estar en paz con todo lo bueno, lo grande y lo difícil que era tener una hija y no tener pareja.

Ahora veo a Salo cuando habla de ti, cómo le brillan los ojitos cuando escucha tu voz, cómo se emociona cuando estamos bajando para que la recojas, cuando me cuenta lo que tú haces, lo que tú le enseñas, lo mucho que te ama, la veo, la escucho y me emociona porque es exactamente lo que yo sentía por mi papá y porque ahora más que nunca entiendo lo importante que es un papá en la vida de una niña.

Gracias, por hacerme mejor, no sabes cómo me ha forjado el carácter pasar por todo lo que hemos pasado, gracias por mirarme como mamá y no como mujer, porque cuando me miras como mamá veo nobleza y gratitud de tu parte. Probablemente nunca seamos los mejores amigos, pero si nos seguimos mirando el uno al otro como alguien muy importante para Salomé, estoy segura que seremos cada vez mejores y que ella se llevará el premio mayor.

11377280_10152937996766795_3883408024347595333_n

Salo dice

Destacado

SALO DICE

Salo: nunca cambies, amo tu personalidad encantadora, tu inteligencia, tu ternura y tu buen sentido del humor. Salo dice:

❤- “Mamá, ¿por qué cuando uno se pone viejo se vuelve tan trabajador?”

❤- “Mamá, el jefe de este país es muy malo porque sabe que hay animalitos que se están muriendo y no hace nada por salvarlos”

❤-“Carlitos, puedo llevar a mi amigo imaginario?”
– Bueno, pero si es cansón no
– “No, es que él no es cansón, aquí el cansón eres tú”

❤ – “Mamá, mejor tu eres la mamá y yo la hermana mayor de Perla, porque yo quiero ser hermana mayor, así sea de un gato”

❤ – “Mamá, como se hacen los bebés? ¿Cómo hacen para metérselos en la barriguita?”

❤ – “Mamá, ¿puedes tener un hermanito para mi?”
– Mmmmmm, no
– “Pero por qué si solo te duele al salir”

❤ – “Mamá, en el colegio me dijeron que dibujara a mi familia”

16143247_10154442708366795_2532274960994059461_n

❤ – “Mamá, a Perla nunca la vamos a devolver a esa jaula de donde la sacamos porque a la familia no se abandona”

❤ – “Así me muerdas, yo te amo hasta el cielo”
Salo declarándole su amor a Perla

❤ – “Ay no, quitemos ya ese programa, eso es para bebés”
– Ah no, calmate adulta contemporánea

❤ – “¿Por qué nos tenemos que cepillar los dientes con hambre?”
Salo, a las 6 de la mañana, rumbo a un paseo.

❤ -“Mamá, ¿por qué no aceptamos que ya no me sirve la cobija?”

❤ – “Mamá, no quiero crecer nunca”
– ¿Por qué mi amor?
– “Porque si yo crezco tu te haces viejita y así me gustas demasiado”

❤ Terminamos de leer el cuento de la noche, Pinocho, y:
– “Sabes qué, si Geppeto hubiera llevado a Pinocho hasta la escuela, seguro él no se hubiera volado para el circo. Es que cómo se le ocurre mandar a un niño solo a estudiar”

❤ -“¿Mamá, jugamos amigo secreto tu y yo? Yo me hago la que no sé quién me tiene”

❤ -Salo, ¿para ti qué es el amor?
– “El amor es compartir, es no pelear, no decir mentiras y hacerle caso a la mamá”

❤ – Salo, ¿qué hiciste hoy en el colegio?
– “Comí lonchera, hice tareas, fumé”….
– ¡Fumaste! (Nana, conserva la calma)
– “Si mamá, fumé… o cómo es que se dice: fumé o sumé”
– Sumé, suméeeeee (Nana respira)

❤ – “Mamá, tu eres la mejor mamá que tengo en este mundo. No es que tenga otras mamás sino que eres la más.”

❤ – “Mamá, ¿para qué sirven los novios?”

❤ – “Mamá, a veces me da tanto desespero conmigo misma que me gustaría arrancarme media yo y hacerme otra Salomé, así como unas gemelas”
¡Una géminis a la vista!

❤ -“Mamá, hoy no vi bien las letras del tablero, pero mis amiguitos me apoyaron y me dieron ánimo” (A Salo se le dañaron las gafas)

❤ – “Mamá, cada que llevo un juguete al colegio, una amiga se lo quiere llevar para la casa. Y tampoco pues para que haga eso y arruine mi vida”
#DramaQueen

❤ – “Mamá, respóndeme algo: qué es más importante, trabajar o cuidar a la hija?
” O bueno, mejoro la pregunta: qué te hace más feliz, trabajar o cuidar a la hija”

❤ – “Mamá, hoy cachetón (el carro) amaneció muy enérgico”.
Traducción: estás manejando muy bestia.

❤ “Mamá, quisiera que volvieran los que se nos fueron para el cielo”
– Yo también

❤ – “Mamá, adivina cuál es el mejor regalo de la vida”
– ¿Cuál?
– “Tú”

❤ – “Mamá, a mi me gusta Felipe Rico”
– ¿Y quién es ese?
– “Ay mamá, Felipe Rico, ese que canta”
– ¿Pipe Bueno?
– “Ah si, ese”

❤ – “Mamá, hoy tuve el peor día de mi vida”
– ¿Por qué?
– “Porque la silla del colegio era tan incómoda que no me dejaba hacer las tareas”
#DramaQueen

❤ – Salo, ¿cómo te fue en el colegio?
– “Ah lo más de bien mamá, ¿y a ti cómo te está yendo en el trabajo? Es que cada que llegas a la casa pareces una borrachita”

❤ – “Mamá, cuéntame, qué cosas malas existen en el mundo”

❤ – “Mamá, cuando sea grande no voy a tener hijos ni voy a tener novio, es mejor estar sola”

❤ – Salo, ¿cómo te fue en el colegio? ¿qué hiciste?
– “Mamá, cómo así que qué hice, lo que uno siempre hace en el colegio, ¿es que tú no fuiste nunca al colegio o qué?”

❤ – Salo, ¿por qué no quisiste poner el diente debajo de tu almohada?
– “Porque me da miedo que se me monte el ratón Pérez a mi cama”

❤ -“Mamá, cuando yo nací, ¿por dónde salí?
– ¿Tú qué crees?
– “Por la flor”

❤ -“Mamá, me hace falta mi casita de la Floresta porque sólo allá veía a mi abuelito Nancho”

❤ – “Mamá, te tengo una pregunta muy importante, ¿en el nuevo trabajo donde estás también hay un lugar para recoger las tapas para los niños con cáncer? porque ya recogí varias tapitas”

❤- “Por qué no me llevan a tu fiesta?”
-Salo, por que es de grandes
– “Ay ya sé que hacer para que me lleven, me disfrazo de grande”

❤ – “Mamá, mañana es navidad y yo no he comprado tu regalo, ¿qué voy a hacer?”

❤ – “Mamá, hoy monté en bus y fui feliz”

❤ – “Mamá, ¿cuando sea navidad puedo pedir un hermanito?”

❤ – “Mamá, pide un deseo”
– Mmmm ya
– “¿Pediste que siempre seamos muy felices?”
– ¡Siiiiiiiii!

❤ – “Mamá, ¿tú querías una hija como yo?
– ¡Siiiiiiiii! Tal cual me la soñaba
– “Linda mamá, yo también quise siempre una mamá como tú”

❤ – ¡Taxista hijueputa!
– “No digas jueputa que las mamás lindas como tú no dicen palabras feas, mejor di: ¡ay mamá!”
– Está bien, perdón

❤ – “Mamá, soñé que no tenías brazos… ¿y sabes que era lo peor de eso?
– ¿Qué?
– “Que no me podías abrazar”

❤ “Mamá, con estas gafas veo en 3D”(Salo estrenando gafas)

❤ – “Mamá, uno tan grande y regándose, noooo que pena”
– Perdón

❤ – “Mamá, tú eres el corazón de mi alma, me enamoré de ti”.

❤ – Salo, no frunzas el ceño que a los 7 años ya vas a tener pata gallina.
– “¿Como tú?”

❤ – “Mamá, no quiero volver a vacaciones, quiero ir siempre a la guardería”‪#‎NiñaFeliz‬

❤ – “Mamá, ¿por qué estás vestida como una mujer gordita? ¿vas para un desfile de gorditas?

❤ – “Mamá, juguemos a las adivinanzas. Es una persona pequeñita que te ama mucho y que te invita a paleta”
– ¡Eres tú!

❤ – “Mamá, yo pedí que nadie más de mi familia se muera, porque yo tengo 5 años y soy un poquito pequeña y si se mueren ¿quién me va a hacer la comida?”

❤ – “Mamá, quedé tan llena que me voy a explotar, no pero en serio dime que no me exploto de verdad”

❤ Vemos a un señor que camina cojo. -“Mamá, ¿ese señor por qué camina así? parece un zombie”. #SaloLaMásImprudente

❤ – “Mamá, ¿sabes qué es una tía abuela? es una persona mitad tía, mitad abuela”

❤ – “Ay mamá, qué bueno verte, ¡tenía una mamitis!, ¿tu también tenías hijitis?”

❤ – Salo, ¡vamos pues!
– “Tranquila mamá, maneja la ansiedad”

❤ – “Ay mamá, Agustín me va a ver de vestido, qué emoción, me va a ver y me va a decir bonita”

 – Salo, el sábado ya es tu fiesta.

– “Ay mamá, no me siento preparada”

– ¿Por qué?

“Porque me falta la belleza: las pulseras, el collar y el reloj” #Felices5Salito

❤ “Mamá, este cumpleaños parece más tuyo que mío, estás muy feliz y aquí la que tiene que estar así soy yo”

❤ “Mamá, dile a Simón que ya no somos novios, eso era cuando yo estaba pequeñita, ahora mi novio es Agustín”

❤ “Mamá, no me vuelvas a peinar así que todo el día me dijeron Chilindrina en la guardería”

❤ “Mamá, ¿el abuelo puede bajar un ratico del cielo para ir a comer paleta?”

❤ “Mamá, ¿cuándo yo esté grande me puedo hacer un tatuaje de princesas?”

❤ – Salo, ¿quieres paleta?

– Si mamá

– ¿De qué?

– “Pues de mora, para la paseadora”

❤ “Mamá, yo te amo porque eres mi mejor amiga”

❤ “Mamá, ¿el cielo está lleno de abuelitos?¿Podemos decirle al mío que lo extraño?”

❤ – Salo, ¿vamos al gym?

– Ehhh mamá, ¿todos los días pues? No no no, que cosita contigo

– Ok no

❤ “Mamá, estoy enamorada de Esteban, un niño de Transición. Pero tranquila que no me voy a casar”

❤ “Mamá, yo tengo mucho amor para ti. Que Jesús te acompañe siempre”

❤ “Mamá, papá noel olía a mi abuelito, como a viejito”

❤  “A dormir Salomé pues”. “Mamá, yo me estaba regañando solita, ¿cómo te quedó el ojo?”

❤ – Salo, a comer

– “No mamá, yo estoy llena”

– ¿Llena de qué?

– “De tu amor”

❤ “Mamá, ¿sabes por qué te amo hasta el Niño Jesús?, porque la luna es muy cerquita para el amor que te tengo”

❤ Salo hablando, se babea… – “ay mamá, se me salió una tilde de babas”

❤ “Mamá, va a llover porque se va a bañar Jesús”

❤ “Mamá, venga pa’ ca hacemos cucharita”

❤ “Mamá, ¿esos lunares quién te los dio? ¿Te los pegaste con colbón?”

❤ Salo: “Mamá, venga” Yo: “No quiero” Salo: “Venga, venga que esto se compone”

❤ “Mamá, mi corazón está saltando, ¿unos monstruicos lo hacen mover?”

❤ – “Mamá, sabes qué, siempre quise una mamá como tu”

– ¿Si, cómo?

– “Pues así, linda, con las uñas pintadas y con tacones”

❤ – “Mamá, ¿te gustó mi dulce?”

– Si mi amor

– “Yo sabía, yo conozco a mi gente”

❤ – “Mamá, cuando tu te vayas para el cielo, ¿con quién voy a vivir?”

❤ – “Mamá, ¿por qué no te has casado?”

– Porque no tengo novio

– “Ay mamá, pues muy fácil, consíguete uno que te guste y te casas, o si quieres te ayudo a buscar, a mi guardería va un señor muy bonito, yo se que te va a gustar”.

❤ “Mamá, cuando las personas se mueren van al cielo y de vez en cuando los espíritus los traen acá para que puedan abrazarnos y acariciarnos, así como el abuelo”

❤ – “Mamá, tu eres una dama porque te vistes muy bonita para salir a la calle”

❤ “Mamá sabes que, es que uno a veces se enamora de lobos que están disfrazados de príncipes”

❤ -“Mamá, ¿cuando yo sea grande qué voy a ser?”

-Cómo así mi amor

– “Pues si, así como por ejemplo tú que elegiste ser mamá”

❤ – Salo, por qué no mejor tu trabajas y yo voy a la guardería

– “No mamá, los niños no trabajan”

– ¿Por qué no trabajan?

– “Pues porque no les sirve la ropa de la mamá”

Cuando el dolor se convierte en Fortaleza

¿Qué es la felicidad? La felicidad está compuesta de pequeños detalles, de raticos; para ser felices no hay que tener una vida perfecta, de ensueño, ser feliz es del alma, ser feliz es amar los pequeños momentos, ser feliz es reconocer que el camino no es fácil, pero que aún así, la vida es buena con nosotros.

¿Qué es el dolor? El dolor está compuesto de raticos, el dolor también está de manera permanente a causa de situaciones que impactan nuestra vida, el dolor nos recuerda que estamos vivos, el dolor cuando es compartido se hace más llevadero. El dolor no es sufrimiento, el dolor es parte de la vida, de nuestra condición de seres humanos, el dolor es un estado que nos hace revolcar las fibras más profundas del ser.

Cuando compartes el dolor haces más llevadera esa situación que te llevó a sentirlo. Cuando conviertes ese dolor en aprendizaje lo transformas en fortaleza.

¿Qué es la fortaleza? La fortaleza es entender desde el alma que la vida es como una montaña rusa, que cuando estamos arriba todo es felicidad y gozo, pero cuando estamos abajo la perspectiva nos cambia, fortaleza es sobreponerse a los momentos difíciles reconociendo que hay muchos más motivos para sonreír y ser feliz, fortaleza es mirar la vida con positivismo e intención.

Cuando aprendes y sacas cosas positivas del dolor, lo conviertes en fortaleza, cuando entiendes que está bien sentir dolor pero que no debes construir una muralla con éste, aceptas las situaciones difíciles y te enfocas en los pequeños momentos de felicidad que siempre están presentes así a veces no los queramos ver.

El dolor nos transforma, el dolor nos puede convertir en algo que no nos gusta, pero también puede hacernos crecer, fortalecer nuestro espíritu y reforzar nuestro carácter. El dolor definitivamente hay que convertirlo en fortaleza.