Lo que mi yo adolescente diría de mi yo adulta

Si volviera unos 13 años atrás, cuando tenía 15 creo que mi yo adolescente tendría mucho qué decir de lo soy hoy, lo primero que haría sería quejarse por las estrías que hoy cuentan la historia de una mujer que ha peleado con su peso y de una mamá que acepta y ama sus marcas producto de la transformación increíble por la que pasó su cuerpo al ser casa durante 9 meses.

También me reprocharía por las malas decisiones que tomé con respecto a los hombres que elegí como pareja, tal vez por enamoradiza, tal vez porque el proceso de selección era malo, malísimo en muchas ocasiones, pero sobretodo, por falta de amor propio que hace de la soledad algo terrible lo que lleva consigo bajar los estándares de calidad con tal de sentirse acompañada.

Mi yo adolescente jamás me creería que iba a estudiar algo diferente a medicina, daría toda su ropa, maquillaje y bolsos jurando que años más tarde sería doctora, pero creo que mi adolescente, después del shock normal, hubiera entendido por qué nos convertimos en comunicadoras y no en médicos, seguramente aceptaría el hecho de que estaba más acorde con nuestro talento.

Lo que sí creo que le costaría aceptar es que antes de terminar la universidad se convertiría en mamá y que un año después de esto sería mamá soltera, atrás quedaba el cuento de Disney de casarse con el príncipe azul para después tener hijos maravillosos y una vida en pareja de ensueño, con un esposo con una barba perfecta, aliento mentolado todo el tiempo, tierno con los niños, detallista y obviamente más alto que yo. ¿En qué momento iba a pasar eso si la adolescente tenía todo el futuro calculado? Iba a ser así: se graduaba con honores como doctora, iba a conocer a un hombre a la altura de su caos, tiempo después le iba a pedir matrimonio de la forma más excepcional, iba a estar increíblemente delgada y hermosa el día del matrimonio, caminando hacia el altar de la mano de su papá para comenzar lo que en los cuentos llaman “y vivieron felices para siempre”

A cambio de esto, querida yo adolescente, debo decirte que no deberías pasar tanto tiempo pensando y planificando nuestro futuro, ¡no te desgastes! ¿Porque sabes qué? La vida cambia en un segundo, a veces es mejor de lo que pensabas, otras es la versión real de lo que soñabas, en ocasiones es lo opuesto a lo que querías, pero siempre, a pesar de las cosas difíciles que nos van a pasar hasta el día de hoy, siempre será lo que debía pasar, ni más ni menos.

Hagamos un trato, tú sigues tu vida, no te descabeces tanto haciendo que pasen cosas que no deben pasar, deja que la vida te lleve, deja que la vida te vaya mostrando el camino y yo, yo me reconcilio con mi pasado porque al fin y al cabo, aunque no quería ser mamá soltera, amo cada centímetro, cada gesto, cada detalle, cada palabra, cada beso pegajoso y cada abrazo tierno de la chiquita que hoy nos llama mamá.

Anuncios

Salo dice

SALO DICE

Salo: nunca cambies, amo tu personalidad encantadora, tu inteligencia, tu ternura y tu buen sentido del humor. Salo dice:

❤- “Mamá, ¿por qué cuando uno se pone viejo se vuelve tan trabajador?”

❤- “Mamá, el jefe de este país es muy malo porque sabe que hay animalitos que se están muriendo y no hace nada por salvarlos”

❤-“Carlitos, puedo llevar a mi amigo imaginario?”
– Bueno, pero si es cansón no
– “No, es que él no es cansón, aquí el cansón eres tú”

❤ – “Mamá, mejor tu eres la mamá y yo la hermana mayor de Perla, porque yo quiero ser hermana mayor, así sea de un gato”

❤ – “Mamá, como se hacen los bebés? ¿Cómo hacen para metérselos en la barriguita?”

❤ – “Mamá, ¿puedes tener un hermanito para mi?”
– Mmmmmm, no
– “Pero por qué si solo te duele al salir”

❤ – “Mamá, en el colegio me dijeron que dibujara a mi familia”

16143247_10154442708366795_2532274960994059461_n

❤ – “Mamá, a Perla nunca la vamos a devolver a esa jaula de donde la sacamos porque a la familia no se abandona”

❤ – “Así me muerdas, yo te amo hasta el cielo”
Salo declarándole su amor a Perla

❤ – “Ay no, quitemos ya ese programa, eso es para bebés”
– Ah no, calmate adulta contemporánea

❤ – “¿Por qué nos tenemos que cepillar los dientes con hambre?”
Salo, a las 6 de la mañana, rumbo a un paseo.

❤ -“Mamá, ¿por qué no aceptamos que ya no me sirve la cobija?”

❤ – “Mamá, no quiero crecer nunca”
– ¿Por qué mi amor?
– “Porque si yo crezco tu te haces viejita y así me gustas demasiado”

❤ Terminamos de leer el cuento de la noche, Pinocho, y:
– “Sabes qué, si Geppeto hubiera llevado a Pinocho hasta la escuela, seguro él no se hubiera volado para el circo. Es que cómo se le ocurre mandar a un niño solo a estudiar”

❤ -“¿Mamá, jugamos amigo secreto tu y yo? Yo me hago la que no sé quién me tiene”

❤ -Salo, ¿para ti qué es el amor?
– “El amor es compartir, es no pelear, no decir mentiras y hacerle caso a la mamá”

❤ – Salo, ¿qué hiciste hoy en el colegio?
– “Comí lonchera, hice tareas, fumé”….
– ¡Fumaste! (Nana, conserva la calma)
– “Si mamá, fumé… o cómo es que se dice: fumé o sumé”
– Sumé, suméeeeee (Nana respira)

❤ – “Mamá, tu eres la mejor mamá que tengo en este mundo. No es que tenga otras mamás sino que eres la más.”

❤ – “Mamá, ¿para qué sirven los novios?”

❤ – “Mamá, a veces me da tanto desespero conmigo misma que me gustaría arrancarme media yo y hacerme otra Salomé, así como unas gemelas”
¡Una géminis a la vista!

❤ -“Mamá, hoy no vi bien las letras del tablero, pero mis amiguitos me apoyaron y me dieron ánimo” (A Salo se le dañaron las gafas)

❤ – “Mamá, cada que llevo un juguete al colegio, una amiga se lo quiere llevar para la casa. Y tampoco pues para que haga eso y arruine mi vida”
#DramaQueen

❤ – “Mamá, respóndeme algo: qué es más importante, trabajar o cuidar a la hija?
” O bueno, mejoro la pregunta: qué te hace más feliz, trabajar o cuidar a la hija”

❤ – “Mamá, hoy cachetón (el carro) amaneció muy enérgico”.
Traducción: estás manejando muy bestia.

❤ “Mamá, quisiera que volvieran los que se nos fueron para el cielo”
– Yo también

❤ – “Mamá, adivina cuál es el mejor regalo de la vida”
– ¿Cuál?
– “Tú”

❤ – “Mamá, a mi me gusta Felipe Rico”
– ¿Y quién es ese?
– “Ay mamá, Felipe Rico, ese que canta”
– ¿Pipe Bueno?
– “Ah si, ese”

❤ – “Mamá, hoy tuve el peor día de mi vida”
– ¿Por qué?
– “Porque la silla del colegio era tan incómoda que no me dejaba hacer las tareas”
#DramaQueen

❤ – Salo, ¿cómo te fue en el colegio?
– “Ah lo más de bien mamá, ¿y a ti cómo te está yendo en el trabajo? Es que cada que llegas a la casa pareces una borrachita”

❤ – “Mamá, cuéntame, qué cosas malas existen en el mundo”

❤ – “Mamá, cuando sea grande no voy a tener hijos ni voy a tener novio, es mejor estar sola”

❤ – Salo, ¿cómo te fue en el colegio? ¿qué hiciste?
– “Mamá, cómo así que qué hice, lo que uno siempre hace en el colegio, ¿es que tú no fuiste nunca al colegio o qué?”

❤ – Salo, ¿por qué no quisiste poner el diente debajo de tu almohada?
– “Porque me da miedo que se me monte el ratón Pérez a mi cama”

❤ -“Mamá, cuando yo nací, ¿por dónde salí?
– ¿Tú qué crees?
– “Por la flor”

❤ -“Mamá, me hace falta mi casita de la Floresta porque sólo allá veía a mi abuelito Nancho”

❤ – “Mamá, te tengo una pregunta muy importante, ¿en el nuevo trabajo donde estás también hay un lugar para recoger las tapas para los niños con cáncer? porque ya recogí varias tapitas”

❤- “Por qué no me llevan a tu fiesta?”
-Salo, por que es de grandes
– “Ay ya sé que hacer para que me lleven, me disfrazo de grande”

❤ – “Mamá, mañana es navidad y yo no he comprado tu regalo, ¿qué voy a hacer?”

❤ – “Mamá, hoy monté en bus y fui feliz”

❤ – “Mamá, ¿cuando sea navidad puedo pedir un hermanito?”

❤ – “Mamá, pide un deseo”
– Mmmm ya
– “¿Pediste que siempre seamos muy felices?”
– ¡Siiiiiiiii!

❤ – “Mamá, ¿tú querías una hija como yo?
– ¡Siiiiiiiii! Tal cual me la soñaba
– “Linda mamá, yo también quise siempre una mamá como tú”

❤ – ¡Taxista hijueputa!
– “No digas jueputa que las mamás lindas como tú no dicen palabras feas, mejor di: ¡ay mamá!”
– Está bien, perdón

❤ – “Mamá, soñé que no tenías brazos… ¿y sabes que era lo peor de eso?
– ¿Qué?
– “Que no me podías abrazar”

❤ “Mamá, con estas gafas veo en 3D”(Salo estrenando gafas)

❤ – “Mamá, uno tan grande y regándose, noooo que pena”
– Perdón

❤ – “Mamá, tú eres el corazón de mi alma, me enamoré de ti”.

❤ – Salo, no frunzas el ceño que a los 7 años ya vas a tener pata gallina.
– “¿Como tú?”

❤ – “Mamá, no quiero volver a vacaciones, quiero ir siempre a la guardería”‪#‎NiñaFeliz‬

❤ – “Mamá, ¿por qué estás vestida como una mujer gordita? ¿vas para un desfile de gorditas?

❤ – “Mamá, juguemos a las adivinanzas. Es una persona pequeñita que te ama mucho y que te invita a paleta”
– ¡Eres tú!

❤ – “Mamá, yo pedí que nadie más de mi familia se muera, porque yo tengo 5 años y soy un poquito pequeña y si se mueren ¿quién me va a hacer la comida?”

❤ – “Mamá, quedé tan llena que me voy a explotar, no pero en serio dime que no me exploto de verdad”

❤ Vemos a un señor que camina cojo. -“Mamá, ¿ese señor por qué camina así? parece un zombie”. #SaloLaMásImprudente

❤ – “Mamá, ¿sabes qué es una tía abuela? es una persona mitad tía, mitad abuela”

❤ – “Ay mamá, qué bueno verte, ¡tenía una mamitis!, ¿tu también tenías hijitis?”

❤ – Salo, ¡vamos pues!
– “Tranquila mamá, maneja la ansiedad”

❤ – “Ay mamá, Agustín me va a ver de vestido, qué emoción, me va a ver y me va a decir bonita”

 – Salo, el sábado ya es tu fiesta.

– “Ay mamá, no me siento preparada”

– ¿Por qué?

“Porque me falta la belleza: las pulseras, el collar y el reloj” #Felices5Salito

❤ “Mamá, este cumpleaños parece más tuyo que mío, estás muy feliz y aquí la que tiene que estar así soy yo”

❤ “Mamá, dile a Simón que ya no somos novios, eso era cuando yo estaba pequeñita, ahora mi novio es Agustín”

❤ “Mamá, no me vuelvas a peinar así que todo el día me dijeron Chilindrina en la guardería”

❤ “Mamá, ¿el abuelo puede bajar un ratico del cielo para ir a comer paleta?”

❤ “Mamá, ¿cuándo yo esté grande me puedo hacer un tatuaje de princesas?”

❤ – Salo, ¿quieres paleta?

– Si mamá

– ¿De qué?

– “Pues de mora, para la paseadora”

❤ “Mamá, yo te amo porque eres mi mejor amiga”

❤ “Mamá, ¿el cielo está lleno de abuelitos?¿Podemos decirle al mío que lo extraño?”

❤ – Salo, ¿vamos al gym?

– Ehhh mamá, ¿todos los días pues? No no no, que cosita contigo

– Ok no

❤ “Mamá, estoy enamorada de Esteban, un niño de Transición. Pero tranquila que no me voy a casar”

❤ “Mamá, yo tengo mucho amor para ti. Que Jesús te acompañe siempre”

❤ “Mamá, papá noel olía a mi abuelito, como a viejito”

❤  “A dormir Salomé pues”. “Mamá, yo me estaba regañando solita, ¿cómo te quedó el ojo?”

❤ – Salo, a comer

– “No mamá, yo estoy llena”

– ¿Llena de qué?

– “De tu amor”

❤ “Mamá, ¿sabes por qué te amo hasta el Niño Jesús?, porque la luna es muy cerquita para el amor que te tengo”

❤ Salo hablando, se babea… – “ay mamá, se me salió una tilde de babas”

❤ “Mamá, va a llover porque se va a bañar Jesús”

❤ “Mamá, venga pa’ ca hacemos cucharita”

❤ “Mamá, ¿esos lunares quién te los dio? ¿Te los pegaste con colbón?”

❤ Salo: “Mamá, venga” Yo: “No quiero” Salo: “Venga, venga que esto se compone”

❤ “Mamá, mi corazón está saltando, ¿unos monstruicos lo hacen mover?”

❤ – “Mamá, sabes qué, siempre quise una mamá como tu”

– ¿Si, cómo?

– “Pues así, linda, con las uñas pintadas y con tacones”

❤ – “Mamá, ¿te gustó mi dulce?”

– Si mi amor

– “Yo sabía, yo conozco a mi gente”

❤ – “Mamá, cuando tu te vayas para el cielo, ¿con quién voy a vivir?”

❤ – “Mamá, ¿por qué no te has casado?”

– Porque no tengo novio

– “Ay mamá, pues muy fácil, consíguete uno que te guste y te casas, o si quieres te ayudo a buscar, a mi guardería va un señor muy bonito, yo se que te va a gustar”.

❤ “Mamá, cuando las personas se mueren van al cielo y de vez en cuando los espíritus los traen acá para que puedan abrazarnos y acariciarnos, así como el abuelo”

❤ – “Mamá, tu eres una dama porque te vistes muy bonita para salir a la calle”

❤ “Mamá sabes que, es que uno a veces se enamora de lobos que están disfrazados de príncipes”

❤ -“Mamá, ¿cuando yo sea grande qué voy a ser?”

-Cómo así mi amor

– “Pues si, así como por ejemplo tú que elegiste ser mamá”

❤ – Salo, por qué no mejor tu trabajas y yo voy a la guardería

– “No mamá, los niños no trabajan”

– ¿Por qué no trabajan?

– “Pues porque no les sirve la ropa de la mamá”

Soy mamá

La triste realidad de las mamás solteras es que muchas veces nos estigmatizan, cuando nosotras vemos nuestra condición como un gran aliciente para salir adelante, para guerriarse la vida, otros la ven como un obstáculo.

No somos mamás solteras, somos mamás, mujeres con una fortaleza extraordinaria, con una capacidad de manejar perfectamente el tiempo entre todos los ámbitos de la vida, con la sensibilidad necesaria para dar una caricia de buenas noches, pero con la berraquera suficiente para sacar adelante a nuestros hijos criándolos bien.

Soy mamá, orgullosa mamá, también soy mujer, y tengo sueños que no sólo me ayudan a sacar adelante a mi hija, tengo sueños como profesional, como mujer que desea una familia, como mujer que quiere más de la vida, que se reta a ser cada vez la mejor versión de mi misma, que se tiene toda la fe para ser cada vez mejor.

Y soy la orgullosa mamá de una hija bien criada, educada, con valores y muy feliz. Ese es el mejor trabajo del mundo.

Life goes on.