Mereces un amor

Mereces un amor que multiplique, no que divida

Mereces un amor que haga, no que prometa

Mereces un amor que al llenar tus ojos de lágrimas sea de felicidad, no de dolor

Mereces un amor que acompañe, no que te haga sentir vacía

Mereces un amor sano, no uno nocivo

Mereces un amor que calme, no que altere

Mereces un amor que te llene de motivos, no de dudas

Mereces un amor que te mire como si fueras poesía

Mereces un amor que inspire.

Pero sobretodo, mereces amarte tanto a ti misma para que cuando esa posibilidad de amor pase ante tus ojos, la tomes sin miedo, con calma y con la plena seguridad de que eso es lo que mereces.

Anuncios